Llega el invierno y bajan las temperaturas. Se hace imprescindible que nos aprovisionemos de unos buenos aparatos de aire acondicionado tipo converter que nos calienten las estancias. En este tema, Mitsubishi Electric tiene mucho que decir como estrella indudable de la climatización de calidad.

Tipos de aire acondicionado para uso doméstico

  • De ventana: Es el “todo en uno” porque en el mismo aparato está la parte que expulsa el aire fresco y la que extrae el caliente directamente a la calle. Suele colocarse en el alféizar o realizando una inserción.
  • Split de pared: A diferencia del anterior, el compresor está en el exterior del edificio, por eso recibe su nombre split (en inglés, separar). Se conectan mediante unos tubos y la instalación puede complicarse si lo que tenemos es una pared prefabricada.
  • Split de techo: Son una variante del anterior y se diferencian porque se instalan en el techo. Su instalación es más compleja que los de pared pero se suele ganar en capacidad, según el modelo.
  • Portátil: Son válidos para quien vive en una zona geográfica donde haga calor muy pocos días al año. Aun así, solo refrigeran estancias muy pequeñas, por lo que es ideal para quien está alquilando una habitación y siempre como algo momentáneo, pues presentan mas desventajas que ventajas. Lo positivo que tienen es que pueden trasladarse fácilmente de un sitio a otro y no necesitan instalación alguna.
  • Centralizado: Solo adecuados si vives en una casa señorial o un chalet de grandes dimensiones donde necesites, por ejemplo, refrigerar un gran salón para banquetes o eventos. Son más usados para refrigerar edificios que casas.

Elegir la opción correcta

Cada casa, apartamento y edificio tiene su casuística concreta y un modelo se adaptará más que otro para acondicionar tu hogar, por eso te recomendamos que, aparte de leer esta guía, hables con un profesional.